La inflación de la eurozona repuntó al 0,9% en enero tras cinco meses en negativo y la subyacente alcanza el 1,4%


La tasa de inflación interanual de la zona euro se situó en enero en el 0,9%, frente al -0,3% de diciembre, rompiendo así una serie de cinco meses consecutivos de caídas de los precios como consecuencia del menor efecto negativo de la energía y el fuerte encarecimiento de los servicios y de los bienes industriales no energéticos, según Eurostat. Por otro lado, la subyacente (no pondera alimentos frescos, ni energía) ha subido al 1,4%.

En el conjunto de la Unión Europea, la tasa de inflación interanual se situó en enero en el 1,2%, frente al 0,3% de diciembre.

En concreto, el precio de la energía en enero registró una bajada interanual del 4,2%, frente al descenso del 6,9% de diciembre; mientras que los alimentos frescos subieron un 2%, una décima menos que el mes anterior. De su lado, los servicios se encarecieron un 1,4%, después de subir un 0,7% interanual en diciembre, mientras que los bienes industriales no energéticos pasaron a subir un 1,5%, tras abaratarse un 0,5% en diciembre.

De este modo, al excluir del cálculo el impacto de la energía, la tasa de inflación interanual de la eurozona en enero fue del 1,5%, frente al 0,5% correspondiente a diciembre. Al dejar fuera también el precio de los alimentos, el alcohol y el tabaco, la tasa de inflación subyacente de la zona euro repuntó al 1,4% desde el 0,2% del mes anterior.

Entre los países cuyos datos estaban disponibles, la mayor inflación en enero se registró en Polonia (+3,6%), por delante de Hungría(+2,9%) y de República Checa (+2,2%). Por contra, las mayores bajadas de los precios se observaron en Grecia (-2,4%), Eslovenia (-0,9%) y Chipre (-0,8%).

En el caso de España, la tasa de inflación armonizada interanual se situó en enero en el 0,4%, lo que implica un diferencial de precios favorable respecto de la eurozona de medio punto porcentual.

comentariosforum0WhatsAppFacebookTwitterLinkedin