La UE condena el asesinado del embajador italiano y un militar durante un atentado en la RDC


Consternación entre los líderes políticos europeos por el asesinato este lunes de Luca Attanasio, embajador italiano en la República Democrática del Congo durante el ataque a un convoy de la ONU en el que viajaba junto a un militar, también italiano. El Presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, además de ofrecer sus condolencias a la familia y a su equipo ha recordado que la UE permanecerá junto a la población congoleña.

La ministra belga de Asuntos Exteriores, Sophie Wilmes, tuiteó que esta emboscada mortal contra la ONU recuerda la necesidad de reforzar la paz en esta región del mundo.

Por su parte, el Ministro de Exteriores italiano, Luigi Di Maio, abandonó en Bruselas la reunión en la que se encontraba junto a sus homólogos europeos para volver a Roma lo antes posible. “Estamos activando todos nuestros mecanismos para poder encontrar cuanto antes la verdad de este vil atentado sufrido por estos funcionarios públicos. Ya hemos activado las medidas para repatriar sus cuerpos lo antes posible”, declaraba Di Maio.

La identidad de los atacantes todavía no se ha confirmado pero la región donde el convoy del Programa Mundial de Alimentos sufrió la emboscada es conocida por ser objetivo habitual de milicias armadas y bandidos. Naciones Unidas mantiene una importante misión de mantenimiento de la paz en el este del país, que se ha visto sacudido por varios conflictos en los últimos 25 años. La Unión Europea también financia proyectos humanitarios en la región por valor de 40 millones de euros especialmente para la asistencia a los refugiados, la desnutrición y las epidemias.